Al no poder sobreponerse de las lesiones que recibió al ser baleado en un asalto que cobró la vida de otras dos personas, la tarde de este martes dejó de existir el aguacatero que quedaba vivo tras el violento asalto perpetrado la tarde de ayer, en el que otras dos personas también quedaron sin vida.