AQUILA, Mich., 22 de octubre de 2018.- Ocho días de instalado son los que cumplió el bloqueo vehicular ubicado en la carretera costera de Michoacán, en las inmediaciones de la localidad de Cuilala, donde los pueblos de la costa sur aquilense no permiten el paso de ningún tipo de unidad automotora, como medida de presión para que el Gobierno de Michoacán les cumpla con los acuerdos de dar seguridad regional con personal acreditado que esté capacitado y haya presentado y pasado los exámenes de control y confianza.

 

La manifestación pacífica del bloqueo vehicular en la carretera federal México 200, la costera de Michoacán, mantiene incomunicados a los dos puertos más importantes del Pacífico Mexicano, el de Lázaro Cárdenas y Manzanillo, y está afectando la movilización de personas y mercancías por esta importante vías de comunicación.

 

A decir de los manifestantes, el Gobierno de Michoacán no reconoce como propios a las patrullas y elementos uniformados como Policía Michoacán que hay en Aquila, y tampoco da respuesta a la exigencia de que se cumpla con los acuerdos tomados para dar seguridad a la Comunidad Indígena de Pomaro, por lo que la movilización social pacífica continuará de manera indefinida.