LÁZARO CÁRDENAS, Mich., 22 de mayo de 2013.- Por  instrucciones y apoyos del presidente municipal, Arquímides Oseguera Solorio, se han resultado tres reglamentos municipales, de ellos 2 de nueva creación, los de Bomberos y Alumbrado Público, al tiempo que se reforma el de Protección Civil.

De acuerdo con un comunicado de prensa, este mes el órgano de gobierno les dio visto bueno y sólo se espera que el Congreso del Estado los acepte y publique en la gaceta oficial para que entren en vigor, pues serán de gran auxilio para la administración municipal, que en el área de Protección Civil dejará el papel de administrativo para adquirir estatus técnico.

El Reglamento Municipal de Protección Civil para el Municipio de Lázaro Cárdenas y el Reglamento para la Prevención, Control de Incendios y Siniestros para la Seguridad Civil en el Municipio de Lázaro Cárdenas, serán de grandiosa utilidad a la sociedad, delinea Heberto Camacho, responsable de Protección Civil Municipal.

Refiere que van dirigidos básicamente a lo preventivo, y aunque mencionan sanciones “ese no es el objetivo, aunque sí se aplicarían en casos de desobediencia, desacato y reincidencia”.

El fundamento de PCM es la prevención, pero hasta ahora se cumplirá con esa premisa al formar autobrigadistas, que pongan en acción líneas de trabajo que permitan real seguridad y no solo aplicable en el trabajo, sino más allá, en los lugares de concurrencia y nuestras casas, expone el funcionario.

Al subrayar que las nuevas ordenanzas van a activar a la sociedad, sobre todo a partir de que son escasos los recursos para atender cualquier emergencia, anotó que el Reglamento de Bomberos es nuevo y en Michoacán existe uno, el de Morelia, mientras el Reglamento de PC sustituirá al obsoleto actual que data de 2004.

Joaquín Soria Palmerín, jefe del Departamento de Alumbrado Público, dijo que la reglamentación en esta área pretende ordenar a los fraccionadores ya que muchas veces realizan instalaciones eléctricas deficientes y con tendidos de calibres menores que representan peligros.

“No se trata de ahuyentar inversiones (en facilitadores de vivienda) sino de concientizar de que sale más barata la prevención, pues está comprobado que los materiales adecuados duran más y evitan las condiciones de riesgo”, estableció.

Los reglamentos, que fueran aprobados unánimemente en el Cabildo local pasarán por la aprobación de los integrantes de la LXXII Legislatura.