CIUDAD HIDALGO, Mich., 12 de mayo de 2014.- A pesar de no contar con los recursos necesarios, la administración municipal de Hidalgo trabaja buscando mecanismos y estrategias que le permitan dar cumplimiento a la ley de aguas nacionales y evitar así ser objeto de multas y sanciones, así lo expresó el presidente municipal, Salvador Peña Ramírez, en gira de trabajo que realizó por la cabecera municipal, para supervisar la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales, que presenta un avance en su primera etapa de 80 por ciento.

De acuerdo con un comunicado de prensa, el edil municipal, Salvador Peña Ramírez, en su recorrido por dicha obra para constatar su avance, mencionó que la planta tratadora de aguas residuales, en su primera etapa, se ha logrado hasta el momento el 80 por ciento, misma que a su conclusión trabajará mediante lodos activados convencionales (aeración extraída) y tendrá una capacidad de tratar 150 litros por segundo, beneficiando a 68 mil 494 habitantes.

El costo total de la obra que se construye en una predio de 3.37 hectáreas ubicado al oriente de la cabecera municipal, será de más de 63 millones 633 mil 275.50 pesos; indicó que la inversión de la primera etapa será de 35 millones 561 mil pesos, de los cuales, 24 millones 892 mil 700 pesos, es participación federal y 10 millones 668 mil 300 pesos aportación municipal.

Por otra parte, en lo que corresponde a la segunda etapa, el monto a ejercer es de 22 millones 857 mil 1142.86 pesos, de los cuales 16 millones corresponde a la participación estatal y 6 millones 8857 mil 142.86 pesos.

Cabe destacar que se encuentra en trámite la firma del convenio de coordinación entre el municipio y el gobierno del estado, para que al término de la primera etapa, de inmediato arrancar con la segunda etapa.

Dijo que el municipio de Hidalgo está trabajando no solamente parta evitar ser sancionado por Comisión Nacional del Agua, sino también para coadyuvar a la prevención y control  de la contaminación de arroyos, ríos y canales