APATZINGAN, Mich., 3 de marzo de 2014.- Ante la irrupción momentánea que realizaran integrantes de los grupos de autodefensas y pobladores de Apatzingán en el Palacio Municipal, finalmente los empleados del ayuntamiento fueron desalojados y la Policía Federal cerró las puestas del inmueble.

Los inconformes quitaron pancartas en apoyo al edil que la mañana de este lunes habían puesto los pobladores que se manifestaron a favor de las acciones de Uriel Chávez, para finalmente instalar una en donde piden que aparezcan 300 personas desaparecidas, así como la renuncia del edil.

Las labores del ayuntamiento se pararon por completo, por lo que no hay servicios de ningún tipo.

Al momento,  la puerta principal la sellaron policías federales para controlar el acceso y también hay un cerco importante de uniformados, así como del Ejército.