ZIRACUARETIRO, Mich., 12 de noviembre del 2012.- El estudio sobre impacto y riesgo ambiental elaborado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), contenía datos falsos al no considerar los efectos nocivos que la obra de ingeniería carretera del libramiento norte de Uruapan, causaría al manantial El Ortigal, por lo que se obliga a la SCT y la Semarnat, modificar dicho trazo carretero.Carlos Sandoval Portugal, presidente municipal de Ziracuaretiro, dio a conocer que el pasado 8 de noviembre, fueron notificados por la sala regional pacífico-centro, del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, la suspensión de dicho proyecto de construcción del libramiento norte de Uruapan.Esta obra causaría afectación a ocho comunidades de los municipios de Ziracuaretiro y Taretan, donde se ubican unas 25 mil hectáreas de cultivo de caña de azúcar, zarzamora, jitomate, mango, aguacate, plátano y guayaba, que son regadas con dicho líquido del manantial.Pero además, los 70 mil litros de agua por minuto que emergen de los veneros de El Ortigal, sirven para el consumo humano y del ganado de la región.En el supuesto estudio ambiental, la SCT omitió revelar la existencia del manantial El Ortigal, lo cual demuestra que no estuvieron en el lugar los responsables del proyecto y así lo turnaron a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por lo que se interpuso un amparo ante la autoridad federal y éste ha emitido su resolución de suspensión definitiva de dicha obra.