ZITÁCUARO, Mich., 18 de abril de 2016.-El abigeato es un delito que está diezmando la economía del municipio de Irimbo ya que se roban entre cinco y 10 cabezas de ganado diariamente, informó el presidente municipal, José Ignacio López Sáenz.

Cada cabeza tiene un valor de entre 20 y 25 mil pesos y hay familias enteras a las que les han robado todo su patrimonio, indicó el edil en entrevista realizada durante el foro de consulta Hacia una nueva municipalidad realizado en esta ciudad.

El alcalde externó su preocupación porque la ganadería es la segunda actividad económica del municipio, luego de la agricultura, ya que unas 150 familias se dedican a la cría de ganado, por lo que ya se están organizando para hacer un plan que les permita detener a los delincuentes.

López Sáenz dio a conocer que únicamente han logrado detener a dos abigeos y esperan que les den una buena condena, gracias a que el Congreso del Estado aprobó reformas al Código Penal para que el abigeato se tipificara como robo agravado.

Fuera de eso, indicó el munícipe, Irimbo está muy tranquilo, gracias al mando único y los ciudadanos no comenten más alguna falta administrativa de vez en cuando.

López Sáenz comentó que en lo administrativo y financiero el municipio está prácticamente estable ya que de los cuatro millones de pesos que heredaron de deuda de corto plazo ya sólo deben alrededor de 600 mil pesos que esperan cubrir al cierre de este 2016.

Recordó a su arribo a la presidencia municipal se encontró con un conflicto laboral ya que se tuvo que indemnizar a los trabajadores de la anterior administración, lo cual tuvo un costo de tres millones de pesos que se fueron a deuda.

Como parque vehicular dijo que recibió un panteón de chatarra, además de otras deudas de obra pública y a proveedores del ayuntamiento, en total alrededor de cuatro millones de pesos, pero poco a poco, con la ayuda del gobernador y el programa de austeridad que implementaron, el cual incluyó la reducción de salarios en un cinco por ciento, va sacando adelante los compromisos.