SAHUAYO, Mich., 5 de julio de 2013.- Personal de la Dirección de Agua y Saneamiento del municipio de Sahuayo a cargo de Lorena Covarrubias y Ricardo Navarro Gálvez, se hicieron presentes en el Instituto Michoacán de esta ciudad, donde a 45 alumnos de la misma les explicaron las consecuencias y daños de la contaminación a través de una dinámica de concientización sobre el cuidado del medio ambiente y la proyección de un video alusivo al tema.

 

De acuerdo a un comunicado de prensa, en total se entregaron 10 árboles a igual número de alumnos, para que los adopten y contribuyan a la forestación de nuestro municipio.

 

El 24 de junio es el Día Internacional contra la Contaminación Electromagnética que es la exposición continua a campos electromagnéticos que provienen principalmente de dos fuentes, las líneas de alta tensión y subestaciones transformadoras de  electricidad, y por otro lado, las de antenas de telefonía móvil y sistemas de telecomunicación.

 

Interesante es tomar conocimiento del documento emanado el 23 de febrero de 2009 por la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo y recomendado para las instituciones y políticos que menosprecian los movimientos sociales que solo piden precaución. Lo cierto es que la contaminación electromagnética, también conocida como electropolución, es la contaminación producida por las radiaciones del espectro electromagnético generadas por equipos electrónicos u otros elementos producto de la actividad humana.

 

Un aspecto polémico refiere a los efectos nocivos que producirían las emisiones de radiación electromagnética. Preocupa cuando nos encontramos con indudable información referente a aumentos en la probabilidad de cáncer en personas que viven en zonas cercanas a alta tensión, como así también la nueva, esto es sobre  el uso de la telefonía celular y de la antenas de celulares, que  han contribuido a despertar una intranquilidad general en la sociedad. Tengamos siempre presente esto. Las Radiaciones no se ven, no huelen, no se sienten, pero debilitan nuestra salud.