LÁZARO CÁRDENAS, Mich., 16 de mayo de 2013.-  Como parte de las acciones para recuperar las 32 hectáreas que comprende la sentencia de un Tribunal Agrario en favor del Ejido Melchor Ocampo, los campesinos colocaron pilas de tierra frente a la llama Puerta 4 de la empresa Arcelor Mittal, además de que continuaron colocando postes y líneas de alambre marcando la división del predio adjudicado mediante un juicio. Al respecto la empresa mantiene total hermetismo.

Los campesinos llegaron hasta el estacionamiento del transporte de personal a un costado del acceso conocido como “torniquetes”, punto por el que entran y salen los trabajadores al servicio de la acerera en las áreas de la llamada ex Sicartsa. A la mitad del estacionamiento colocaron la nueva línea que señala la parte recuperada y la propiedad de la firma extranjera.

La empresa cuenta con varios puntos de acceso. Frente al monumento a “Los Mártires” un acceso exclusivo para camiones de carga y las unidades de la empresa conocida como Puerta 2, le sigue la Puerta 3, por la que ingresa el personal para la planta de aceros planos, a un costado otro estacionamiento para el transporte del personal y más adelante la Puerta 4, por la que ingresan los trabajadores de los llamados “terceros”.

Se había inutilizado por los campesinos solamente la Puerta 4 y la mitad del estacionamiento del acceso “torniquetes. Al interior de estos puntos se observó a decenas de miembros del Ejido Melchor Ocampo continuar excavando y colocando postes de madera y tendiendo líneas de alambre para delimitar la parte recuperada con los nuevos límites de la factoría.

Al inicio de los trabajos para recuperar las casi 32 hectáreas de terrenos, los dirigentes ejidales dijeron que a petición de la empresa se dejaría un acceso libre para no afectar las actividades de la acerera.

Los líderes del Ejido reiteraron ayer estar en la disposición de tratar el asunto con la empresa pero que no han tenido comunicación alguna con ejecutivos de la acerera.

A todas estas acciones la firma extranjera permanece en total hermetismo por lo que se desconoce la postura de la acerera respecto a este nuevo problema que parece afectarle en cuanto las facilidades para sus operaciones y porque dentro del terreno recuperado por los campesinos existen construcciones y varios campos deportivos.

 

s.