URUAPAN, Mich., 27 de junio de 2013.- Un grupo de  aproximadamente 150  habitantes de la comunidad indígena de Capacuaro mantienen  un bloque en la carretera Carapan-Playa Azul, en el tramo Uruapan-Paracho a la altura de la desviación  a Los Reyes.

Se trata de comuneros que se dedican a la fabricación y comercialización de muebles de madera, quienes  manifiestan inconformidad ya que  llevan sus muebles a vender  Netzahualcóyotl en el Estado de México, donde dicen,  fueron agredidos físicamente  por policías municipales de ese lugar y les fueron decomisados muebles y retenidas algunas unidades.

Por tal motivo los comuneros  piden la  intervención del gobierno del estado para que los apoyen, en especial del encargado de la Secretaria de gobierno.

Cabe señalar que el lugar se encuentra bloqueado por varias camionetas de carga de los comuneros y además dos autobuses uno de Parikuni y otro de La Linea.

Además, arribaron elementos de la Policía Federal y funcionarios de la Secretaría de Gobernación para atender la problemática con los inconformes.