COJUMATLAN DE REGULES, Mich., 10 de marzo de 2015.-La zona descarga de desechos en este lugar ha generado un gran preocupación entre los habitantes que temen que éstas y el factor de que se encuentre en una cañada natural de escurrimientos, pueda provocar en el largo plazo un problema de salud pública, amén del que ahora genera con las filtraciones directas a lago de Chapala.

Quienes son parte de esta comunidad, han hecho pública la necesidad de que el ayuntamiento tome cartas en el asunto, ya que el daño al ecosistema es evidente y el vertedero a cielo abierto es un claro foco de contaminación.

Diariamente, se pueden observar cientos de camiones recolectores de basura que acumulan los desechos en un paisaje que se empobrece con el espectáculo de la basura y lo que ahora ya ha generado desde ahora al medio ambiente y que desafortunadamente continuará mientras las autoridades no tomen cartas en el asunto.

Los olores y escurrimientos provocados por la basura son más que elocuentes apenas llegando al lugar, desde donde por cierto se puede observar una parte del lago de Chapala y la convivencia de los Pelicanos Borregones. Desafortunadamente de no atenderse el llamado de los vecinos, estos paisajes y espectáculos como muchos otros, en otras partes del país y del estado, corren el peligro de desaparecer.