JIQUILPAN, Mich., 13 de marzo de 2019.- Miembros de los principales grupos y organizaciones civiles del municipio se reunieron en las inmediaciones del emblemático Bosque Cuauhtémoc de esta ciudad para realizar trabajos de mantenimiento y riego.

 “Existen zonas que están en tan mal estado que con una colilla de cigarro se pueden encender y nos quedamos sin bosque, así con ayuda de la autoridad o sin ella tenemos que ocuparnos de este pulmón que también es un área natural protegida”, dijeron los participantes.

Este lugar guarda, además de vida, importantes historias que datan del tiempo de Lázaro Cárdenas del Río, quien de acuerdo al relato popular, en algún momento invitó a Néstor Rockefeller a sembrar un árbol ahí. “A propósito de la expropiación, los Rockefeller querían platicar con el general y el recibió a este señor, pero antes lo llevo a sembrar su arbolito”.

El bosque Cuauhtémoc tiene un promedio de 50 hectáreas y apenas cuatro años de haber sido remodelado y tratado por ciudadanos interesados en su cuidado. José Ciprés Villaseñor, miembro del grupo de los 14, quien junto a Mujeres Unidas por Jiquilpan A.C. son los principales promotores de estas acciones, explica que desde el pasado octubre debió hacerse un mantenimiento al lugar.

Señala que las acciones que se tienen planeadas son un mantenimiento y restauración de las bancas que datan de cuando menos 80 años. “En nuestro grupo contamos con un arquitecto de talla internacional que no solo nos ayudará con las bancas, sino con la restauración de algunas esculturas que ahí se encuentran, solo que este es un proyecto que deberá realizarse por etapas”.

A pregunta expresa señaló que la presa Las Fuentes fue creada para que sirviera de riego precisamente al bosque. Al paso del tiempo se generó un problema con el embalse y ahora venden el agua, la detienen y tiene otros usos; no se puede por los problemas que genera traer el agua desde este lugar, así que se rehabilitó un pozo que se encontró en el lugar y ahora se buscará equiparlo y estima que el costo para esto será de un millón de pesos que “saldrán de donaciones y cooperación de la propia ciudadanía”.

El también empresario señaló que este rescate y rehabilitación se producirá con el apoyo o no de la actual presidencia municipal o Gobierno del estado; “no podemos estar confiados en ellos, no han hecho nada hasta ahora y es urgente que pongamos manos a la obra los ciudadanos”.

Al acto fueron convocados representantes de las escuelas de Educación Superior del municipio, representantes de las organizaciones civiles, además de ciudadanos en general.