MORELIA, Mich., 10 de septiembre de 2019.- Sin dificultad alguna se encuentra la administración pública de Morelia en dejar que la Junta Local de Agua Potable de Santa María sea administrada por la población, aunque ello se traduzca en la persistencia de los problemas que comprometen el abasto del líquido a la zona, afirmó Raúl Morón, alcalde de la capital michoacana.

Luego que vecinos de la tenencia de Santa María tomaran el Palacio Municipal, en reclamo por lo que consideraron la intromisión del ayuntamiento de Morelia en su Consejo Directivo de la Junta Local de las Colonias Unidas del Sur de Santa María, Raúl Morón expresó que “es de buena manera lo que se pretende hacer, centralizar la Junta Local de la tenencia para sanearla, pero si los pobladores no quieren, que se hagan ellos cargo de todo”.

Explicó que, como lo señalaran los vecinos manifestantes, existe un riesgo inminente real de afectación a la prestación del servicio de agua potable para alrededor de 140 colonias en la tenencia de Santa María, que deriva de la mala administración y los “momentos difíciles” que ha experimentado el órgano.

Ante esta situación, “nosotros planteamos centralizar la junta para sanearla, pero si no quieren está bien, no han pagado el mes de julio lo correspondiente a la electricidad, ya se viene agosto y corre septiembre, hay muchas dificultades por la forma inadecuada en que se ha administrado la junta”.

Tras mencionar que se mantuvo un diálogo con los inconformes, el edil refirió que las demandas de estos “no están fuera de lugar”.

“Vecinos de siete colonias eligieron a su representante, que nosotros podríamos aceptar como provisional en lo que se hacen las modificaciones para centralizar la junta, pero que ellos quieren sea definitivo, establecieron que entre el 17 y 18 de septiembre nos tendrían una resolución; hasta ahora acordamos que se me presentara un informe, pero eso no implicaría que se dejaran de lado los problemas”, expresó.

Hasta dos semanas sin agua permanecen residentes de colonias en la zona de Santa María por las deficiencias en la administración de la junta, que además registra adeudos por concepto de energía eléctrica y cuotas obrero patronales al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por lo que el titular de las Juntas Locales inició una auditoría, la que se espera permita el hallazgo de “muchas cosas irregulares”.

El munícipe estimó que estas condiciones adversas se replicarían en otras juntas locales, como las de Jesús del Monte, Altozano y Tres Marías, aunque la crisis se concentra en Santa María.

De acuerdo con vecinos de colonias sitas en las inmediaciones de Santa María, el Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamieto (OOAPAS) y el ayuntamiento de Morelia pretenden asumir el control de la Junta Local de Agua Potable de Santa María, presuntamente con intereses políticos electorales y económicos.

Esto, luego que se rechazara el reconocimiento del recientemente nombrado gerente técnico administrativo del consejo directivo de la junta, con lo que se impide el acceso a las cuentas bancarias para efectuar los pagos de la energía eléctrica y la realización de acuerdos para frenar procesos de embargo por parte del IMSS, situaciones que ponen en riesgo inminente de interrupción del servicio a más de 130 asentamientos.