MORELIA, Mich., 19 de mayo de 2020.- Propietarios de gimnasios y centros deportivos en Morelia se movilizarán el próximo jueves, 21 de mayo, para exigir al Gobierno municipal la autorización para reanudar sus actividades.

Empresarios del giro expresaron que, tras cerca de dos meses de inactividad, se encuentra comprometida la supervivencia de sus gimnasios, centros de artes marciales y otros destinados a la práctica deportiva y que fueran calificados por el ayuntamiento de Morelia como no esenciales y, por tanto, obligados a la suspensión de labores durante la contingencia sanitaria por el coronavirus (Covid 19).

Señalaron que sus instalaciones disponen de la posibilidad de mantener la sana distancia entre los usuarios, además que las clases no implican contacto físico, los espacios comunes se asean con regularidad y constituyen un mecanismo de reducción de la violencia, las adiciones y la incidencia y gravedad de enfermedades crónico degenerativas, por lo que “nunca debimos haber cerrado”.

Aseguraron que, al momento, no han tenido acercamientos con las autoridades estatales o municipales, por lo que con la movilización que, acotaron, será pacífica y abierta a los representantes de centros deportivos y otros giros afectados por la suspensión de actividades no esenciales, pretenden lograr una ruta de trabajo para retomar sus operaciones.

Si bien las autoridades han puesto a disposición de los sectores productivos créditos desde cinco mil pesos para paliar los efectos adversos de la inactividad, expresaron que para el giro los montos ofertados son insuficientes, ya que el grueso de los negocios paga, por lo menos, el doble de renta mensual, cantidad adicional a la nómina, servicios, impuestos y derechos e insumos.

Cuestionados en torno de la imposición de multas por parte del municipio por reapertura no autorizada, representantes de centros deportivos mencionaron que los montos asignados resultado desproporcionados.

Agregaron que son poco más de 10 establecimientos los que arrancaron un juicio de amparo contra la suspensión de actividades no esenciales, aunque se suman nuevos interesados, con inclusión de centros acuáticos y albercas.

Si bien no se han cuantificado las pérdidas económicas derivadas de la suspensión de actividades en los centros deportivos, algunos espacios han comenzado con la venta de sus aparatos y equipos para buscar solventar gastos urgentes, lo que podría llevar a que una proporción no estimada de empresas del sector no esté en condiciones de reanudar sus labores, una vez terminada la contingencia sanitaria.

Gimnasios y centros deportivos se incorporan así a los segmentos económicos que reclaman a la autoridad municipal la reanudación inmediata de actividades, ante los daños económicos que les ha significado la contingencia por el Covid 19 y el inminente cierre definitivo de los establecimientos que no lograron solventar sus costes de mantenimiento correspondientes a los últimos dos meses, entre los que destacan músicos, trabajadores del espectáculo, hoteleros, restauranteros y comerciantes en tianguis.