MORELIA, Mich., 24 de enero de 2018.- La obra de ampliación de aceras prevista para su realización en la calle Valentín Gómez Farías, en el Centro Histórico de Morelia, como parte del proyecto de peatonalización en su primera etapa, no se concretará, aseveró Juan Fernando Sosa Tapia, secretario de Desarrollo Metropolitano e Infraestructura.

De acuerdo con el secretario de Desarrollo Metropolitano e Infraestructura, la causal de esta determinación es la negativa de los vecinos de la rúa y los comerciantes instalados en el Mercado de Dulces y Artesanías Valentín Gómez Farías a la iniciativa, ya que consideraron que reducirá los espacios de estacionamiento disponibles para los potenciales y reales compradores del recinto, así como para los residentes y trabajadores del área y la proveeduría de servicios básicos.

Detalló que los vecinos y comerciantes aledaños a la calle Valentín Gómez Farías pretendían la implementación de una propuesta que privilegiase el aparcamiento de vehículos durante la compra en el mercado de dulces y artesanías, pero “eso no es verdadero turismo, lo que se requiere es ampliar los sitios peatonales para que las personas disfruten la ciudad y puedan acceder a los comercios, eso sí genera derrama económica”.

Si bien lamentó que por la disconformidad derivada la obra no podrá efectuarse en los términos planteados en el proyecto de peatonalización en su primera etapa, Juan Fernando Sosa explicó que el financiamiento por alrededor de un millón de pesos que fuera asignado a la actividad será trasladado a “donde sí lo quieran los vecinos, finalmente era para su propio beneficio, pero ahora deberemos redireccionarlo”.

Acotó que se pretende llevar a cabo la intervención de vialidades en el primer cuadro de la ciudad, aunque al momento no se han definido los espacios a atender.

Asimismo, expresó que aunque la reasignación de los recursos económicos que fueran autorizados para la ampliación de aceras en la calle Valentín Gómez Farías deberán iniciar nevamente el proceso de disponibilidad, radicación en el proyecto anual de inversión (PAI), seriación de obra y obtención de permisos, sobre todo por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el municipio se encuentra en tiempo de ejercerle y evitar su pérdida, en beneficio de iniciativa donde se pueda cumplir la proyección de realización.