MORELIA, Mich., 13 de octubre de 2016.- Padres de familia de la escuela primaria Antonio Reguera Mendoza, ubicada en el fraccionamiento La Hacienda, se manifestaron al exterior del plantel educativo en demanda de la permanencia en el mismo de dos profesores que la dirección ha removido por causas ajenas al desempeño laboral.

De acuerdo con padres de familia, quienes pidieron omitir su identidad por temor a represalias por parte de la dirección de la escuela en contra de sus hijos, la problemática que desencadenó la toma de la institución se ha desarrollado en los últimos años a causa de la negativa de la titular de la dirección a rendir cuentas a los padres de familia en torno a los recursos que tanto ellos como las autoridades destinan a la alimentación de los menores alumnos, ya que el centro es una escuela de tiempo completo.

Estas negativas a la transparencia, así como la percepción de que la dieta que reciben los infantes en la escuela es insuficiente para sus necesidades energéticas y de baja calidad, ha detonado, explicaron los padres de familia, que las diferencias se extiendan a dos de los docentes, identificados por los inconformes como Narciso y Raúl, por lo que la directora ha optado por la remoción de estos.

Los manifestantes reiteraron su inconformidad con esta determinación, al precisar que responde a problemas que no se relacionan con el desempeño laboral de los maestros, el que a juicio de los padres de familia es satisfactorio, además de que esta acción pretende ocultar presuntos malos manejos de los recursos destinados a la alimentación de los niños, desde la compra de insumos, para lo que se asigna de siete pesos a nueve pesos por infante, hasta el dinero otorgado para el equipamiento de la cocina.

Ante ello, los inconformes demandan la destitución de la directora y la permanencia frente a grupo de los docentes que ésta ha pretendido remover.

Agregaron que recurrieron a la movilización ante la desatención de las autoridades escolares, en particular la coordinación de zona, que ha señalado a los padres que “todo está bien en la escuela y no hay motivos para la destitución de la directora”.

Reiteraron que la negativa a la rendición de cuentas de la directora se concretó en el no ofrecimiento de explicaciones a los paterfamilias sobre el retiro de los dos docentes que no comulgan con su administración.

Aseveraron que las acciones de protesta persistirán en tanto se produce el retorno de los profesores y la destitución de la directora.