MORELIA, Mich., 20 de diciembre de 2018.- Un grupo de artesanos urbanos se manifestó en la cerrada de San Agustín con básicamente dos demandas; la primera, parar el hostigamiento que, dicen, han sufrido a últimas semanas, y la segunda, la instalación de un corredor cultural para la capital michoacana.

Eduardo Tapia, artesano e integrante del grupo, explicó que ya tienen tiempo tratando de que las autoridades municipales sean tolerantes, “desde que estaba Wilfrido (Lazaro Medina, ex alcalde moreliano) y desde que fue la reubicación en el Centro Histórico, desgraciadamente a nosotros no se nos ha permitido o se nos ha dado la oportunidad de exhibir nuestro arte.

Manifestó que las autoridades municipales los consideran comerciantes cuando realmente son artesanos, porque ellos fabrican todas sus piezas y llevan un proceso de elaboración a mano.

Dijo que se escudan mucho en el Bando Solemne porque dicen que no lo permite, cuando lo que indica es que hay permiso restringido más no prohibido, “por eso hay tolerancia que se da con diferentes comerciantes en el Centro Histórico, los que venden comida o juguetes, los payasos, los globeros y otro tipo de comerciantes en vía pública”.

No obstante, el artesano expresó que esa tolerancia solamente es con ciertos grupos porque con ellos han llegado desde policías municipales hasta inspectores tronando los dedos y con palabras altisonantes con una política de no tolerancia, y aunque entienden que es su trabajo, creen que llegan a los extremos en el maltrato.

Ya han hablado con la secretaria de Cultura Municipal, Cardelia Amezcua, quien les ha abierto las puertas, y ellos le presentaron un proyecto de corredor cultural. Sin embargo, al tratar de tener una cita con el director de Mercados, Otilio Bernal, les dijo que este jueves no los recibía hasta pasado el periodo navideño, en concreto hasta el próximo 27 de diciembre.