MORELIA, Mich., 29 de noviembre de 2017.- Las descargas de aguas negras de procedencia doméstica en el manantial de La Mintzita persisten, a pesar que la zona es un área natural protegida y cuenta con un plan de manejo para su conservación, dio a conocer Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet).

Destacó que aún se detectan en el cuerpo de agua, que está reconocido como humedal de importancia ecológica por la Convención de Ramsar, descargas de agua con jabón y otros contaminantes en suspensión y solución, procedentes de viviendas aledañas que han utilizado el manantial como sistema de drenaje sanitario, lo que se traduce en afectaciones para el mismo.

Recordó que la presencia de contaminantes biológicos en el cuerpo de agua fomenta la eutroficación del acuífero, con la subsecuente pérdida de profundidad del manantial, reducción del oxígeno disponible, aumento en la mortalidad de organismos, entre otros.

Expresó que está en curso un estudio del área natural para alcanzar un adecuado aprovechamiento del sitio y evitar la “grave” contaminación que experimenta. Asimismo, se prevé la definición de acciones a implementar para preservar el humedal y salvaguardar la biodiversidad que aloja.

Entre las acciones que se han propuesto, Ricardo Luna refirió el cercado de la zona para prevenir el ingreso de animales, como perros y ganado, que pudiesen interferir con el sistema ecológico; la instalación de una planta de tratamiento de aguas residuales que captaría las descargas domésticas que ahora se dirigen al manantial, a cargo de la Comisión Estatal de Aguas y Gestión de Cuencas (Ceac); la intensificación de la reforestación, para favorecer la captación de agua pluvial para la recarga de los mantos freáticos, por parte de la Comisión Forestal de Michoacán (Cofom), y la protección de la biodiversidad residente en él área y la creación de accesos, para lo cual la Semaccdet buscará la gestión de recursos.

En agosto de 2017 se integró el Consejo de La Mintzita, con la finalidad de preservar el área natural protegida, que desde 2005 cuenta con la protección de la autoridad y desde 2016, con un plan de manejo para su cuidado.

El manantial de La Mintzita genera alrededor de mil litros por segundo de agua, poco menos del doble de lo que se obtiene en la Rodilla del Diablo, en el Parque Nacional de Uruapan; sin embargo, los niveles del líquido han mostrado mayor fluctuación en sus valores, a causa de la tala inmoderada que enfrenta el manantial y la explotación del agua sobre todo por los llamados piperos, que comercializan agua del manantial para consumo humano.

Agua para comunidades alejadas de redes hídricas 

Ricardo Luna agregó que la Semaccdet prepara una iniciativa para dotar con agua para consumo humano a poblaciones que se encuentran alejadas de las redes de agua potable de los núcleos urbanos, entre las que destacó localidades indígenas y comunidades que se ubican en las inmediaciones de los sitios de producción de los recursos naturales, pero sin acceso a ellos.

Esta iniciativa, actualmente en proceso de construcción, se concretará en 2018 en una comunidad no mayor a 200 viviendas, a manera de modelo prototipo para observar cómo se ejecuta el programa y la aceptación que tiene entre sus usuarios.

Aún no se ha determinado la población donde se instalará el prototipo, si bien se prevé que se localizará en una zona con altas o medias precipitaciones pluviales para maximizar el costo beneficio del sistema.