MORELIA, Mich., 17 de septiembre de 2019.- La ingesta de bebidas embriagantes en la celebración alterna del Grito de Dolores que efectuaran integrantes del partido político Morena, en el Jardín de la Soterraña, no corresponde a un quebranto de la ley seca que se impusiera en Morelia con motivo de la conmemoración patria, afirmó Raúl Morón, alcalde de la capital michoacana.

El edil mencionó que el consumo de alcohol por parte de militantes de Morena en el Jardín de la Soterraña es responsabilidad de quienes protagonizaron estos eventos, ya que la ley seca está destinada a restringir la venta y la venta para consumo en el sitio de bebidas alcohólicas, mas no la ingesta en reuniones particulares.

“Si alguien llega con alcohol, es su responsabilidad, no está en nosotros; si hay cuestionamiento para los compañeros por ello, está bien, porque además hubo un incidente difícil, seguramente ocasionado por el consumo del alcohol”, reiteró Raúl Morón.

Ello, pese a que el consumo de bebidas embriagantes se habría desarrollado en un espacio público y habría comprendido un desencuentro entre los asistentes.

“No sé si los dirigentes estuvieron involucrados en eso, pudo ser cualquiera de los compañeros y estará en ellos la responsabilidad por sus acciones”, manifestó Raúl Morón.

De acuerdo con el alcalde de Morelia, las celebraciones de los días 15 y 16 de septiembre tuvieron un saldo blanco, con sólo una persona detenida por portar un arma de fuego de calibre muy mediano y un desacuerdo entre particulares reunidos en el Jardín de la Soterraña, donde integrantes de Morena conmemoraron el Grito de Dolores.