La fundación Manitas, la pulsera de la leucemia inauguró este martes la ludoteca Jugando y aprendiendo para seguir viviendo, en el Hospital Infantil, la cual tendrá una capacidad para 50 niños y niñas.