MORELIA, Mich., 16 de noviembre de 2018.- Con un contrato oneroso, ofensivo, el Sindicato de Trabajadores del OOAPAS presuntamente le cuesta a los contribuyentes más de 500 millones de pesos anuales, lo que asfixia las finanzas del organismo y lo obliga a golpear el bolsillo de los usuarios con incrementos injustos, denuncio la Asociación de Usuarios de Agua Potable de Morelia.

Encabezados por Rogelio Pérez y por el dirigente del PRD municipal, Javier Maldonado, la asociación civil pidió replantear la relación entre ayuntamiento y sindicato para poner fin el abuso, y de ser necesario, su liquidación.

Según la Asociación de Usuarios de Agua Potable, dicho sindicato cuenta con 840 empleados, no trabajadores, que se encuentra en una isla de privilegios laborales.

Pérez informó que solamente en salarios, los empleados se llevan más de 200 millones de pesos y 300 millones más en prestaciones.

“Es un barril sin fondo que poco ayuda el organismo, más aún cuando el OOAPAS arrastra un serio déficit en sus finanzas. Mientras siga manteniendo las exigencia del sindicato, los que estaremos pagando los platos rotos, seremos los usuarios”, manifestó.

El líder de la asociación explicó que la reciente huelga efectuada por el sindicato, demostró que el OOAPAS puede operar con 250 trabajadores y no con los 850 que actualmente tiene.

“Es un enorme elefante burocrático, con un servicio deficiente y abusivo”, expresó.

La Asociación adelantó que presentará al alcalde, Raúl Morón, una propuesta de ajuste, donde se contempla la reubicación de los trabajadores del OOAPAS en la Dirección de Servicios Públicos Municipales y otras áreas del Ayuntamiento.

“Hasta con 150 personas puede operar. No se necesitan más”, aseguraron.