MORELIA, Mich., 01 de julio de 2016.-   Un total de 227 rampas para el acceso de personas con discapacidad serán instaladas en calles del Centro Histórico de Morelia, entre las que se encuentran Abasolo y Galeana, así como vialidades en otros puntos de la ciudad, con el fin de mejorar la movilidad peatonal de quienes enfrentan alguna limitación motriz, señaló Iván Calderón Gutiérrez, secretario de Desarrollo Metropolitano e Infraestructura.

Con el arranque del programa de rampas para personas con discapacidad se colocarán asimismo balizamiento para especificar los accesos y espacios reservados para esta población y letreros indicadores de la nomenclatura de las calles en braille, con lo que se pretende que Morelia sea una ciudad incluyente tanto para sus residentes como para sus visitantes.

El programa, agregó Calderón Gutiérrez, no se limitara al primer cuadro de la capital del estado, sino que se extenderá a los nuevos fraccionamientos.

De forma paralela, se intervendrán las banquetas y las vialidades en las calles Galeana y Abasolo, además de rúas en colonias varias, por un total de cuatro mil 527 metros cuadrados, donde se invertirán siete millones 071 mil 082 pesos de procedencia federal y estatal en beneficio de 500 mil habitantes.

Asimismo, se proyecta una inversión municipal por 750 mil pesos en 200 de las rampas para discapacitados, las que se distribuirán fuera del Centro Histórico.

Por su parte, Gabriel Mora Ortega, secretario del Consejo Michoacano para la Inclusión de Personas con Discapacidad, destacó que este programa no sólo es un paso hacia una sociedad accesible para la ciudadanía, sino que muestra la disposición de las autoridades a socializar con la población con alguna discapacidad y sus organizaciones los proyectos diseñados para facilitar su movilidad y preservar su independencia.

Sin embargo, es necesario, expresó, que además de implementar estas medidas se busque que la sociedad contribuya al cumplimiento de su objetivo, al respetarles y no invadirles.

La presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (Dif) municipal, Paola Delgadillo, se sumó al requerimiento de Mora Ortega a la adopción de una cultura de respeto a la discapacidad, en lo específico, de los espacios y aditamentos diseñados para mejorar la movilidad de estas personas.