MORELIA, Mich., 13 de agosto de 2019.- En los últimos cuatro meses de 2019, el ayuntamiento de Morelia pondrá en marcha “casi” 100 acciones de obra de infraestructura y servicios públicos, aseveró Raúl Morón, alcalde de la capital michoacana.

Tras la entrega de la primera etapa del camino a Chiquimitío, Raúl Morón manifestó que se pretende “cerrar con mucha consistencia este año” en cuanto a la realización de proyectos de obra pública, con recursos propios obtenidos mediante ahorros y contención de gasto, así como por la gestión ante la Federación y el estado.

Agregó que en las próximas semanas se culminará la intervención de vialidades articuladoras y de alta afluencia de usuarios, para en 2020 proseguir con la recuperación de calles y avenidas en colonias que permanecen desatendidas y que reclaman los vecinos sean reparadas a la brevedad.

Reiteró que los recursos aportados por el municipio han procedido principalmente de ahorros y ajustes en el gasto, como la renovación de luminarias de la red de alumbrado municipal por 78 millones de pesos, en contraste con la propuesta presentada por la administración local previa, por mil 680 millones de pesos.

Además, 70 millones de pesos se economizaron por la no contratación de asesores y consultores; 60 millones de pesos, por el recorte de la nómina del ayuntamiento de Morelia; 10 millones de pesos, por la sustitución del proveedor de seguridad privada, y 50 millones de pesos, por la recepción de residuos sólidos en el relleno sanitario, operado por una empresa particular.

“Nada más en el relleno sanitario nos cobraron mil 400 toneladas de basura diarias, pero al revisar encontramos que solo ingresan 700 toneladas por día, así que estaban robándose la mitad de los recursos, por la corrupción los recursos se iban para todos lados, menos para el beneficio de los ciudadanos”, señaló el edil.

Respecto de la rehabilitación del camino a Chiquimitío, Sergio Adem Argueta, secretario de Urbanismo y Obras Públicas, expresó que se destinaron 6 millones 130 mil pesos a la reparación de banquetas, líneas de drenaje y agua potable y superficie de rodamiento de concreto.

La segunda etapa de la vialidad, que se encuentra “a días” de ser autorizada por la Federación, requerirá una inversión por más de 9 millones de pesos

El deterioro que experimentó el camino a Chiquimitío se agravó tras la inundación que registró en la capitalina del estado el año pasado, por el arrastre de materiales y piedras.