MORELIA, Mich., 27 de septiembre de 2018.- Los ingresos percibidos por Raúl Morón, presidente municipal de Morelia; Labinia Ortega Aranda, síndica municipal, y secretarios del ayuntamiento capitalino experimentaron tendencia a la baja a partir de septiembre, afirmó Gabriel Prado Fernández, secretario de Administración.

Prado Fernández señaló que el salario de Morón decayó de 125 mil pesos a 99 mil pesos mensuales, una reducción del 20.08 por ciento, en tanto que declinó especificar la variación en el sueldo de Ortega Aranda.

En el caso de los secretarios, la disminución fue del 11.24 por ciento, de 89 mil pesos a 79 mil pesos por mes.

El secretario de Administración expuso que las percepciones de los directores, que promedian los 28 mil pesos mensuales, y jefes de departamento, que rondan los 18 mil pesos por mes, no se modificarán, ya que la política de austeridad que llevó a ajustes a la baja en la nómina de mandos superiores del municipio debe equilibrarse con la necesidad de que los ingresos de los trabajadores sean justos.

Agregó que está en proceso la negociación para que los regidores reduzcan su salario, en una proporción no especificada y sin una fecha estimada para concretar un acuerdo.

Afirmó que estas medidas son parte de la política de austeridad que implementó Raúl Morón a su arribo a la administración municipal, con el propósito de abatir el gasto corriente.

Al momento, se ha procedido a la no contratación de personal considerado excesivo, así como la cancelación de bases sin un sustento jurídico, lo que resultó en una economía de 66 millones de pesos.

Sólo por la reducción en el salario del edil moreliano en un año el municipio podrá ahorrar 312 mil pesos.

Expresó que en breve se prevé la instrumentación de otras acciones de contención de gastos, como la cancelación del pago de la telefonía celular con cargo al ayuntamiento de Morelia y los gastos de representación.

Asimismo, otras iniciativas que se espera se den a conocer en el corto plazo.

En las primeras semanas del trienio 2018 a 2021, Raúl Morón señaló que su salario se reduciría en un 40 por ciento, para posteriormente definir la variación a la baja en un 30 por ciento.

Sin embargo, mencionó que estos porcentajes estaban sujetos a análisis, ya que el ingreso del presidente municipal es indicador de otros ingresos de funcionarios locales, cuyos salarios, consideró, “no siempre son tan onerosos”.