MORELIA, Mich., 15 de noviembre de 2020.- Cerca de 60 dictámenes ha realizado la Coordinación de Protección Civil y Bomberos municipal sobre las condiciones de preservación de inmuebles sitos en el Centro Histórico de Morelia, refirió Rogelio Rangel Reguera, titular de la instancia.

Estos dictámenes se han efectuado sobre todo en casas abandonadas que muestran signos de deterioro que puedan llevar a la pérdida del patrimonio edificado de la ciudad o a percances que resulten en afectaciones para terceros o la infraestructura adyacente.

Agregó que así se han identificado las propiedades que están en riesgo inminente de colapso, así como algunas donde la fachada muestra inclinación, lo que podría producir la necesidad de hacer apuntalamientos o incluso, resguardar el área inmediata para evitar que desprendimientos de materiales puedan ocasionar lesiones a transeúntes.

Rangel Reguera recordó que la preservación de los monumentos históricos en propiedad de particulares es en primer momento responsabilidad del dueño, por lo que se han emitido notificaciones y apercibimientos.

Asimismo, se tiene la colaboración con el Centro Michoacán del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para facilitar los trámites y exponer las especificaciones de los procesos de restauración y conservación.

Respecto de la condición de las azoteas, que en algunos inmuebles son utilizadas como antros o bares, con un riesgo de colapso por la sobrecarga de peso de los espacios, Rogelio Rangel mencionó que se desarrollan trabajos de revisión por los regidores para la emisión de una normativa sobre el uso de azoteas y terrazas.

No obstante, indicó que en ese asunto se tiene una corresponsabilidad con el especialista que ha llevado a cabo el programa interno de protección civil, ya que es en este documento donde se definen las capacidades de carga y peso de los diferentes espacios, así como el uso dado a los mismos, mientras que la autoridad municipal verifica que estos lineamientos se concreten.