MORELIA, Mich., 11 de enero de 2019.- Aún sin concluir se encuentran los trámites para lograr la autorización de la Secretaría de Gobernación (Segob) para la rifa que pretende hacer el ayuntamiento de Morelia, con el objetivo de recaudar fondos que permitan solventar las necesidades de damnificados por desastres naturales, refirió Roberto Reyes Cosari, secretario de Bienestar y Política Social.

Destacó que se requiere de la escrituración, a favor de una asociación civil involucrada en el seguimiento dado a las personas que resultaron perjudicadas por el paso del huracán Willa, en octubre de 2018.

Reyes Cosari especificó que empresarios locales donaron dos casas habitación, dos locales comerciales, 50 estufas y una motocicleta para efectuar una rifa y recaudar hasta cinco millones de pesos por la venta de los boletos.

Estos bienes deberán ser inscritos como propiedad de la asociación civil Cáritas, para proceder a la gestión del permiso de la Segob para llevar a cabo el sorteo, que se esperaba celebrar el pasado 24 de diciembre y previsiblemente se materializará en febrero próximo.

Aseguró que únicamente restan estas acciones para poder iniciar la comercialización de los boletos para la rifa, que “tendremos que hacer coincidir con los sorteos de la Lotería Nacional para determinar a los ganadores”.

La expectativa es que en el curso de la tercera semana de enero pueda finalizar el procedimiento para la autorización de la rifa.

Actualmente, la administración municipal debe concluir la adquisición de los paquetes con bases de cama, colchones, refrigeradores, estufas y enseres menores para las dos mil 200 familias que se identificaron como damnificadas por las lluvias intensas, los encharcamientos severos y las inundaciones de hasta un metro de altura que ocasionó el huracán Willa en 42 colonias de la capital michoacana, en octubre pasado.

Se requiere efectuar la compra de 15 de estos paquetes, así como culminar la entrega de alrededor de 600 paquetes a los beneficiarios de estos apoyos, que contaron con participación económica por parte de los gobiernos de la entidad y del municipio, el Congreso del Estado, trabajadores del ayuntamiento de Morelia y empresarios radicados en la ciudad.