MORELIA, Mich., 13 de agosto de 2019.- Aún falta un poco de coordinación, señaló a Quadratín la jefa de tenencia de Santa María de Guido, Yesenia Granados, en referencia al trabajo con la administración municipal. Pese a eso, siguen trabajando para cumplir con sus promesas de pavimentación, de alumbrado, y en el combate a la inseguridad.

“Sí tenemos problemas, no puedo decir que no”, dijo la funcionaria municipal, sin embargo aseguró que están trabajando para solucionarlos. La tenencia la recibió prácticamente limpia y vacía, en referencia a no contar con información dejada por la pasada administración.

La jefa de tenencia indicó que han trabajado por medio de las uniones y con algunos otros compañeros para tener cosas en la tenencia, y resaltó que problemas siempre ha habido, sobre todo de inseguridad, porque sí es una zona donde hay pandilleros, aunque, expuso, cuentan con apoyo de las patrullas del municipio, las cuales están a cargo la tenencia de Santa María.

Dijo que tienen elementos policiacos, aunque no supo decir cuántos. Lo que sí aseguró fue que las patrullas suben constantemente.

Yesenia Granados expresó desconocer que hubiera algún problema con las colonias de Santa María, sobre todo las zonas residenciales, porque no han tenido quejas. “Se les deja su acceso y no hay ningún problema de nada en los días de fiesta. El único detalle ahí es el 15 de agosto, que es el más escandaloso y hay muchos carros, pero que afecte a los fraccionamientos, no es así”, indicó.

Pese a todas estas problemáticas, Santa María de Guido aún sigue siendo una zona con ambiente pueblerino: “muchas personas que vienen de las colonias más alejadas de Santa María todavía las vemos como pueblo, y sí queremos que se sigan conservando las tradiciones ahí”.

La jefa de tenencia indicó que falta un poco de coordinación con el municipio, con la administración municipal, “estamos trabajando, y más que nada quiero trabajar en beneficio de todas las personas que me dieron la confianza de estar ahí como jefa de tenencia”. Lo primero es cumplir lo que ella acordó al llegar a su puesto, es decir, pavimentar algunas zonas, tener un buen alumbrado y la lucha contra la inseguridad.

Dejó en claro que desde 31 de mayo hasta la fecha, tiempo que ha sido jefa de tenencia, ningún fraccionador o dueño de terrenos han ido a pedirle nada, es un mito que el puesto que ostenta tenga alguna conveniencia para los fraccionadores.