MORELIA, Mich., 21 de febrero de 2020.- Audiencia con Raúl Morón, alcalde de Morelia, para exponer la inconformidad con la realización de obras en alrededor de cuatro kilómetros de vías laterales de la avenida Madero Poniente reclaman vecinos de colonias aledañas.

Luego de, por segundo día consecutivo, tomar las instalaciones en el fraccionamiento Los Manantiales del ayuntamiento capitalino y parar las obras de rehabilitación de las laterales de la avenida Madero Poniente, entre el distribuidor vial de la salida a Quiroga y el acceso a la colonia Adolfo López Mateos, vecinos de asentamientos como Los Manantiales, Ampliación Los Manantiales, La Quemada, Adolfo López Mateos y Fidel Velázquez exigieron al alcalde de Morelia la realización de un encuentro.

Expresaron que, el momento, los funcionarios municipales y federales con que han tenido contacto no han dado solución a sus demandas, además que en los más de tres meses que suma la obra en proceso, ante las peticiones de audiencia con Raúl Morón, sólo han recibido como respuesta que “el presidente no puede atendernos, porque está en giras o en gestiones de recursos en Ciudad de México”.

Fátima Alfaro/Quadratín

Afirmaron que mantendrán de forma indefinida acciones como la toma de oficinas municipales destinadas a la recaudación de recurso y el paro de labores en las vías laterales de la avenida Madero Poniente hasta ser atendidos por Raúl Morón y obtener una resolución favorable a sus peticiones.

Agregaron que se valorará la adopción de otras medidas, de persistir la negativa de Raúl Morón a reunirse con ellos, sin precisar éstas.

Al momento, a vecinos y comerciantes ubicados en las colonias aledañas a las laterales de la avenida Madero en intervención se han sumado transportistas adscritos a las rutas Rojas, que transitan por las áreas en remodelación.

Fátima Alfaro/Quadratín

La instalación de una ciclovía en uno de los dos carriles laterales de la vialidad constituye el principal factor de inconformidad, al impedir el estacionamiento de automotores en las afueras de negocios y viviendas, con afectación a comercios que dependen de disponer de áreas de aparcamiento para la atención de sus clientes.

Además, exigen una indemnización por las pérdidas experimentadas en más de tres meses que lleva la obra, ya que la falta de afluencia vehicular habría llevado a baja en las ventas de hasta el 90 por ciento e, inclusive, el cierre total de comercios que “ya no sacamos ni para la renta”.

En recorrido efectuado por Quadratín en la zona señalada por los manifestantes para el paro de las obras de rehabilitación de las vías laterales de la avenida Madero Poniente, se encontró que únicamente las zonas cercanas al fraccionamiento Los Manantiales exhiben trabajos detenidos, en tanto que hacia la colonia Adolfo López Mateos se observan trabajadores con herramientas manuales y algunas máquinas en operaciones, con el acompañamiento de personal de la Dirección de Comunicación Social municipal.