MORELIA, Mich., 30 de marzo de 2020.- A una semana del inicio de la fase dos de la contingencia sanitaria por el coronavirus (Covid 19), comienza en Morelia la aplicación de medidas para buscar contener las afectaciones económicas que ha desencadenado la presencia del agente patógeno.

Raúl Morón, alcalde de la capital michoacana, detalló que se destinará un monto por 200 millones de pesos a la realización de obra pública durante el segundo trimestre de 2020, con lo que se pretende la “activación urgente de la economía local”, por lo que se trabajará de forma “rápida” en la licitación pública de los proyectos de obra de infraestructura y servicios, para fomentar la operación de empresas en Morelia y la preservación de empleos.

Asimismo, agregó que se dispondrá de una bolsa financiera para otorgar hasta 800 créditos, con montos máximos de 5 mil pesos, para apoyar a mujeres a cargo de negocios y comercios mediante el programa Juntas por Nuestra Prosperidad.

El programa posibilitará la dispersión de entre 4 y 5 millones de pesos con una tasa cero de interés, presupuesto constituido en conjunto con el estado, con la proyección de que los pagos puedan postergarse hasta junio.

El edil destacó que los micro y pequeños comercios recibirán difusión desde la iniciativa, recientemente reactivada, Haz Barrio, para ampliar sus mecanismos de entrega a domicilio desde plataformas como Uber Eats, Rappi y Devy.

Esta acción será apuntalada por el impulso para que micro y pequeños negocios transiten hacia la digitalización de sus operaciones, con lo que se espera que, pese a las restricciones recomendadas para la movilidad de la población, las unidades económicas puedan mantenerse en funciones.  

Aunado a ello, se tendrá la instrumentación de una prórroga hasta el 30 de junio, para el pago de las licencias municipales de funcionamiento y los derechos por la instalación de anuncios publicitarios.

Sin especificar el total de recursos que se destinarán a este objetivo, Raúl Morón señaló que el ayuntamiento capitalino continuará los pagos a proveedores de bienes y servicios, con independencia de la antigüedad del adeudo, que cumplan con los requisitos exigidos por la norma para reclamar la liquidación de los saldos insolutos.

Mencionó que se intensificará la política de austeridad en el gasto del municipio, por lo que “no asignaremos recursos a conceptos que no estén debidamente justificados”, al tiempo que aseveró que se tienen garantizados los pagos de la nómina local y la adquisición de insumos para la realización de las labores del ayuntamiento de Morelia.

Indicó que se llevará a cabo la sanitización profunda de los mercados públicos, además de incentivar en los centros de abasto popular el uso de cubrebocas y gel antibacterial, para tratar de disminuir el riesgo de exposición al Covid 19 entre locatarios y consumidores.

El alcalde de Morelia precisó que no solo se recomendará a los consumidores no llevar a sus familias a los sitios de adquisición de víveres y comestibles, a fin de reducir la concentración de personas, sino que se desarrolla una plataforma para la compra de artículos de primera necesidad en tianguis y mercados, en eventual asociación con transportistas, así como una estrategia de solidaridad que tendría por propósito disminuir las afectaciones económicas por la contingencia sanitaria ocasionada por el Covid 19: “estamos afinando un eventual acuerdo con transportistas, pero déjenme no anunciarlo; esto nos ayudaría a todos a salir adelante”.

Luego de la escalada de precios que ha registrado la canasta básica, en especial, productos como el huevo, durante la contingencia sanitaria, Raúl Morón expresó que se tendrá una colaboración estrecha con la delegación en Michoacán de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), que recibirá denuncias de alzas injustificadas de costes.

Además, se tendrán acercamientos con la delegación en la entidad de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), para dar seguimiento y atención a los casos de despidos injustificados de trabajadores, durante la contingencia sanitaria.

Esta colaboración se extenderá a las instancias que coordinarán la ejecución de los programas de apoyo a empresas y trabajadores desde la Federación y el estado.

Cuestionado en torno de la situación del comercio informal, Raúl Morón afirmó que en próximos días se dará a conocer un alcance de las medidas sociales de mitigación del impacto adverso por el Covid 19 en las familias morelianas, que tendrá como población objetivo los grupos más vulnerables y los vendedores semifijos y ambulantes.

Parte de estas acciones será la entrega de apoyo alimentario, donde se prevé dispersar, no las despensas ordinarias, que alcanzan, “en el mejor de los casos”, para 10 días, sino que permitan la alimentación familiar hasta por un mes; actualmente, los padrones de posibles beneficiarios y los potenciales proveedores son analizados por la administración local.  

Afirmó que, una vez que las condiciones sanitarias mejoren, se lanzará una campaña de promoción de Morelia como destino turístico y de inversión productiva, para fomentar la recuperación de empresas del sector turístico, que han sido las más perjudicadas por la presencia del Covid 19.

“Estamos en diálogo permanente con los sectores productivos para mitigar el impacto de la contingencia, somos sensibles a las preocupaciones de las familias y conocemos de la incertidumbre que enfrentan, por lo que estas acciones, responsables, con disciplina y con base en recomendaciones de especialistas, nos ayudarán a paliar los efectos negativos”, reiteró Raúl Morón.