MORELIA, Mich., 17 de septiembre de 2020.- Condiciones “difíciles” enfrentará Morelia en materia de seguridad pública tras la desaparición del programa para el Fortalecimiento para la Seguridad Pública de Estados y Municipios (Fortaseg), prevista para 2021, reconoció Raúl Morón, alcalde de Morelia.

Detalló que los cerca de 24 millones de pesos que el ayuntamiento de Morelia logró captar de la Federación, a través del Fortaseg, el año anterior, se destinaron fundamentalmente a equipamiento y capacitación policial, rubros que ahora el municipio deberá buscar cómo solventar.

“Tendremos condiciones difíciles, pero vamos a ver cómo acoplamos el presupuesto para respaldar a la Policía Municipal con equipamiento y lo que requiera, siempre es difícil que nos quiten recursos del presupuesto, pero la realidad del país es difícil y compleja, y las crisis en salud y económica justifican algunos recortes”, indicó el edil de Morelia.

A ello se agrega el deterioro en la recaudación de ingresos propios del municipio, por hasta el 50 por ciento en los meses previos, un golpe del que, aseveró, le será complicado a la hacienda pública recuperarse.

“A ver cómo le hacemos para mantener en el nivel que tenemos a la Policía de Morelia, si no hay condiciones para ello, las tendremos que crear”, insistió Raúl Morón.

Tras precisar que el Cabildo se encuentra actualmente en la discusión del presupuesto de ingresos correspondiente a 2021, con la expectativa de entregarlo el próximo viernes, el alcalde de la capital michoacana señaló que se espera la extinción del Fortaseg, pero también la reducción por hasta un ocho por ciento en las participaciones y aportaciones federales.

Con esto, el reto para la administración municipal será, además de preservar la operación de la Policía de Morelia, “no perder la dinámica que tenemos de obras y programas sociales, espero que los regidores encuentren, ante este panorama, maneras de que sea así”.

El presupuesto de egresos de la Federación para 2021 considera la eliminación del Fortaseg, que dispone de un promedio de cuatro mil millones de pesos anuales para apoya la seguridad pública y las policías locales en 300 municipios mexicanos.

La mayor parte de estos recursos, alrededor de tres mil 300 millones de pesos, iría al presupuesto de la Guardia Nacional.