MORELIA, Mich., 2 de agosto de 2018.- A través de un video que corre por la página de Facebook de Tenencias Morelia, el pintor Juan Torres Calderón denunció un intento de despojo de la actual Casa de las Artes y Oficios de Capula, inmueble que en otro tiempo fuera propiedad del cantante michoacano originario de parácuaro, Alberto Aguilera, mejor conocido como Juan Gabriel.

 

En el video, Juan Torres señaló que  la casa estaba en un estado de vandalismo “espantoso” y estaba ocupada por drogadictos y prostitución, por lo que los vecinos le encargaron hacer algo por el lugar, y así se creó la Casa de las Artes y Oficios. “Posteriormente llegó un abogado que iba en representación del señor Alberto Aguilera y que quería ver en qué estado se encontraba la casa; el licenciado se fue espantado de ver la situación de la casa, mandó fotografías y mandó un montón de cosas a las cuales no obtuvo respuesta”, indicó.

 

Explicó que posteriormente recibió una indicación de que le daban posesión de la casa para que hiciera con ella lo que mejor conviniera a la sociedad de Capula, por lo que se decidió junto al jefe de tenencia y la comunidad, llevar a cabosu la restauración para ser utilizada como escuela de arte, “y ahora funciona en excelente estado, lo que ha beneficiado la cultura de la comunidad”, explicó el artista visual.

 

Sin embargo, manifestó que cuando llegó a la propiedad unas personas que se identificaron como familiares de Juan Gabriel ya habían cambiado las chapas de las puertas, “sin más me pidieron que desocupara la casa y no sé, yo creo que están incurriendo en un delito de despojo,  y esta mañana vino el jefe de tenencia y tuvimos que entrar porque la escuela está en función”, relató ante la cámara.

 

Expuso que no dejarán que invadan la escuela si no es a través de la vía legal, por lo que piensan dejar un vigilante. “Estamos en la disposición de entregarla con la condición que sea a través de las vías legales”, aclara el pintor en el video.

 

En la imagen, acompañando a Juan Torres, aparece Humberto Trujillo Neri, jefe de Tenencia de Capula, quien expresa que hay un sentimiento de molestia por esas acciones que se han tomado “con toda alevosía y ventaja”. Reconoció que hace una semana ya habían tenido conocimiento que un hijo de Juan Gabriel estaba interesado en ver la condición de la casa.

 

Secundó a Juan Torres al manifestar que no están peleando con nadie y están respetando el estado de derecho, “estamos respetando la decisión que tome por el dueño actual pero  sea mediante un instrucción legal, de u juez

 

Dijo que hace dos años la propiedad estaba muy mal, vandalizada, vidrios rotos, techos caídos “era realmente preocupante para la sociedad de Capula porque venían gentes de varios lados e ingresaban al inmueble y hacían vandalismo, incluso por aquí ocurrieron delitos un poco más graves que nunca se les dio seguimiento por la ubicación y pues la gente muchas veces no alza la voz”, externó.

 

A petición de la misma sociedad en conjunto con Juan Torres, se tuvo la idea de rescatar el inmueble y poderlo usar en bien de la sociedad y la cultura, señaló el jefe de tenencias. Con esa iniciativa se empezaron las pláticas con Alberto Aguilera, quien estuvo de acuerdo, y de manera verbal se entrega la posesión, indicó.

 

Todos los gastos corrieron a cuenta de la comunidad, con la ayuda del maestro Juan se empieza a restaurar a hacer modificaciones y mejorías a través de estos dos años “con una inversión bastante grande”, y ahora vienen estas personas sin ningún documento legal que acredite la propiedad, sin ninguna orden judicial, sin ninguna entrevista previa, solamente se presentan con Juan Torres para decirle con engaños que la casa se les va a entregar en comodato mediante un contrato legal. Después se le pidió desalojar la casa, expresó.