MORELIA, Mich., 26 de marzo de 2019.- Aún no se ha determinado una fecha tentativa para la reactivación del proyecto del puente vehicular a edificar sobre las vías férreas en Morelia, mediante el que se pretende abatir la afectación a la circulación que ocasiona el paso del tren por la mancha urbana y que será financiado con recursos de Kansas City Southern de México (KCSM).

De acuerdo con Raúl Morón, alcalde de la capital del estado, se han encontrado “dificultades administrativas” para acceder a la documentación del fideicomiso donde se depositaran los recursos aportados por KSCM.

No obstante, se conoce que el financiamiento continúa vigente y se tiene un proyecto ejecutivo, el cual tendrá que ser revisado para adaptarlo a las visiones de ciudad y transitabilidad actuales, así como las necesidades presentes y previstas de la población.

Raúl Morón señaló que “estamos tratando de ver cómo arreglamos lo del fideicomiso, tenemos firmada una carta de interés, pero deberemos esperar un poco, déjenme terminar el asunto administrativo que tenemos pendiente”.

Reiteró que los avances concretados de la propuesta para la construcción de un puente vehicular sobre las vías férreas que posibilite disminuir el impacto adverso en la movilidad de las maniobras del tren, que se traducen en hasta 45 minutos de espera para los automovilistas, se someterán a verificación para determinar qué elementos son susceptibles de ser utilizados y cuáles no podrán ser asumidos.

“Lo que esté hecho se va a recuperar, pero no como una iniciativa definitiva, porque las visiones de ciudad se están modernizando, los puentes privilegian el paso de vehículos y son necesarios, pero ahora la prioridad son los peatones”, expresó el edil de Morelia.   

Hacia 2012 KCSM asignó un presupuesto de seis millones de dólares a la edificación de un puente vehicular en el cruce ferroviario ubicado en las inmediaciones de Policía y Tránsito o en la avenida Siervo de la Nación.

Estos recursos se colocaron en un fideicomiso que se activará una vez que se disponga de un proyecto ejecutivo viable y aprobado por las autoridades y la empresa, lo que al momento no se ha llevado a cabo.