MORELIA, Mich., 21 de julio de 2018.- El gobierno municipal electo de Morelia, que entrará formalmente en funciones el próximo primero de septiembre, ya trabaja en la realización de un estudio de zonas de riesgo, y una vez que se asuma la responsabilidad al frente de la administración cuando se inicie un proceso de ordenamiento.

En entrevista, el presidente electo de Morelia, Raúl Morón Orozco, comentó que será una vez que entre en funciones cuando se comiencen a tomar las decisiones con base en los resultados del referido estudio, con la finalidad de resolver la problemática.

“Un equipo ya está haciendo un estudio ya está trabajando en un estudio para que todas las colonias que estén en condiciones de regularizarse lo hagamos lo más pronto posible, y ver de qué manera atenuamos los asentamientos irregulares”, comentó.

El presidente electo de la capital michoacana comentó que las decisiones de gobierno, que tendrán que ver con los asentamientos irregulares se tomarán posteriormente, una vez que asuma el cargo al frente del ayuntamiento, por lo que entretanto se dijo respetuoso de las acciones que lleva a cabo la administración todavía en funciones.

“Esto lo tendremos que ver posteriormente, para ver cómo ordenamos, de tal manera que la gente no esté en lugares de riesgo, ese es el objeto. Este gobierno va a privilegiar mucho el bienestar de la gente, los intereses de los ciudadanos, no vamos a permitir que la gente se ponga en riesgo en estos asentamientos irregulares”, comentó.

Lo anterior expuso tras encabezar la entrega de enceres domésticos a damnificados de la tromba del pasado 9 de julio en la colonia Quinceo, punto que especialistas han considerado como uno de los alrededor de 200 asentamientos irregulares.

Morón Orozco entregó bases de camas y colchones, electrodomésticos, cemento, tabicón, láminas de cartón y paquetes de limpieza a algunos de los afectados, artículos que fueron donados por empresarios locales, pero admitió el daño estructural e integral no se corrige con estas acciones.