MORELIA, Mich., 19 de enero de 2021.- Representantes de la tenencia de Jesús del Monte, al Sur de Morelia, hicieron un llamado urgente a la autoridad municipal a que detenga lo que han considerado un ecocidio en la zona.

Acusan que la empresa desarrolladora del Fraccionamiento Campestre Puerta del Bosque ha devastado la comunidad de Río Bello, al talar árboles para construir las viviendas.

José Manuel Hernández, jefe de tenencia de Jesús del Monte, mencionó que la situación es grave y alarmante debido a que es uno de los principales pulmones con que cuenta la ciudad, y está siendo mutilando.

“Tienen aproximadamente 20 días trabajando con maquinaria y fueron parados por la comunidad, pero ahora llegaron con más voracidad. Es maquinaria muy fuerte que nos está dañando el ecosistema, los mantos freáticos, los cuerpos de agua”.

Afirmó que ya hay una denuncia de hechos en la que se acusa la presunta omisión de parte de las autoridades, “que no han actuado y frenado los trabajos para evitar que estas acciones sigan deteriorando el ecosistema”.

“La omisión y la negligencia es una irresponsabilidad sancionada por la ley. Queremos que se haga una clausura de estas obras y que las dependencias competentes atienden, como Semaccdet, Semarnat, Proam, para frenar estas obras”.

La investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Patricia Ávila, acusó que a pesar de las constantes denuncias y llamados de las autoridades municipales, no se ha hecho nada para frenar la devastación.

“Se está destruyendo el lugar y los mantos acuíferos; muchos dependen de esta zona forestal; hay un decreto federal de protección y, pese a ello, el Gobierno municipal no está actuando”, refirió.

En la rueda de prensa se presentó un hombre identificado como Alejandro Méndez, quien dijo ser asociado de la empresa constructora y quien refutó las acusaciones de deterioro al medio ambiente, pues argumentó que no se han talado árboles para el desarrollo habitacional.

Sin embargo, el Jefe de tenencia y su equipo destacaron que las declaraciones vertidas por la parte señalada no son reales, y esperan que este nuevo llamado masivo sirva para que las instancias encargadas del tema ecológico reaccionen a este ecocidio.