MORELIA, Mich, 12 de noviembre de 2019.- Espacios de recreación que hay en el Centro Histórico de Morelia muestran deterioro tanto por el paso del tiempo como por acciones de personas que no tienen el debido cuidado.

Tal es el caso de las bancas que se ubican principalmente en la zona aledaña a la Plaza de Armas, en el lado que está frente a la acera del Teatro Matamoros.

Elementos de la Policía Turística comentan que es molesto ver que haya jóvenes que acuden con patines o patinetas y no tengan el debido cuidado para evitar dañar las estructuras.

Lo peor es que, señalan, a pesar de los constantes llamados que les hacen a los jóvenes que llegan a un rato de distracción para evitar raspar la cantera, estos hacen caso omiso y en momentos hasta se tornan agresivos.

Ello ha provocado que al menos cuatro bancas ya muestren desgaste, grietas, desprendimiento de parte de su cantera, rayones y marcas difíciles de reparar.

Integrantes de Policía Morelia comentan que aunque no les ha tocado observar que un joven de manera intencional dañe las bancas, mantienen la vigilancia para exhortar a los paseantes a respetar el patrimonio histórico.

Afirman que en estos casos, como primer acercamiento, llaman la atención de los que puedan estar afectando o destrozando las construcciones pero en caso de que no accedan, se puede proceder con la detención y remitirlo al juez cívico para que este imponga una sanción ya sea administrativa, económica o de servicio comunitario.

Por ello, los miembros de vigilancia del Centro esperan que el Ayuntamiento moreliano actúe y no permita que jóvenes sigan dañando los espacios públicos y sobre todo aquellos catalogados como patrimonio, pues estos son emblemáticos y su maltrato debe ser sancionado.