JIQUILPAN, Mich., 9 de agosto de 2019.- Dalia Paola Canela Espinosa, síndico municipal, y cuatro regidores del ayuntamiento, comparecieron públicamente la tarde de este jueves ante un grupo de ciudadanos que demandaron a los servidores una explicación sobre la actuación del presidente municipal y su pretensión de construir una alberca semi-olímpica, que tendría un costo de 45 millones de pesos, además de la aprobación en Cabildo de un poder amplio para que “gestione recursos donde los encuentre”.

Al comparecer, y ante la extrañeza de algunos presentes, los representes populares reconocieron no tener nada personalmente contra el presidente municipal, Roberto Mejía Zepeda, “solo queremos que nos explique su proceder y nos deje claras las finanzas de su proyecto de alberca con el que no estamos de acuerdo”.

Paola Canela Espinosa, síndico municipal, hizo en su participación un recuento de las irregularidades que ha documentado en todo este tiempo y que, a decir de sus asesores, ya tienen las denuncias correspondientes , explicó que en una sesión de Cabildo en la que no estuvieron de acuerdo, se autoriza la creación de Instituto de Ciencia Cultura Física y Deporte Municipal Descentralizado, con un pago de 650 mil pesos por la gestión, “a ciencia cierta, no tenemos la información a quién se le pagaron y creemos que esta gestión la pueden hacer los regidores”.

Entre otras cosas, la síndico municipal denunció que al ser solicitados sus documentos para completar el expediente del Centro Acuático Municipal de Jiquilpan, solicitó mediante oficio se le proporcionara el currículo de la fundación Inspira, definir claramente la aportación de esta fundación y definir cuál sería la aportación del ayuntamiento y los fondos de donde provendría esta aportación, “hasta la fecha no se me ha respondido…este no es un recurso etiquetado, como se ha dicho, es un recurso privado que se contrataría con una financiera privada al doble de lo que prestan en los bancos oficiales, para una obra que Jiquilpan no quiere y no necesita”. 

La participación de los regidores se hizo en el mismo sentido y algunos de ellos agregaron que ya se encuentran en pláticas con otros regidores para que secunden su protesta; en tanto los ciudadanos que hicieron uso de la palabra dejaron en claro “que el presidente es nuestro empleado, su función es realizar acciones en beneficio de los ciudadanos y mantenernos informados, por eso también exigimos que comparezca cada uno de los regidores, fueron electos y por lo tanto tienen responsabilidades”.