JIQUILPAN, Mich., 03 de junio de 2020.- Tras insistir en que las medidas contra el coronavirus no deben relajarse, pues continúan vigentes la sana distancia, lavarse las manos frecuentemente y el uso de cubrebocas, Roberto Mejía Zepeda encabezó las brigadas casa por casa y descacharrización en la campaña contra el dengue, zika y chinkungunya, en las que también participan jóvenes del programa construyendo futuro y personal de la coordinación de vectores de la jurisdicción sanitaria 02 de Zamora encabezados a su vez, por Miguel Ángel Maganda.

Mejía Zepeda insistió en la necesidad de continuar con la disciplina que permitió que hasta ahora no se presente ningún contagio  por coronavirus en el municipio, “aquí no hemos necesitado de acciones coercitivas para que se lleven a cabo las medidas preventivas dictadas por la secretaria de salud, “por nuestras propias características hemos permitido que se realice el comercio que muchas veces o la mayoría es el sustento de muchas familias, pero las reuniones masivas siguen prohibidas debido a esta misma prevención”.

En un ambiente de colaboración y entusiasmo que permeo entre los brigadistas y al que también se sumaron funcionarios y empleados municipales, el edil reiteró que las preocupaciones inmediatas de su administración son la salud y la economía de los jiquilpenses “no podría entregar resultados en estos casos si no contara con la ayuda de mi equipo de colaboradores y desde luego la jurisdicción sanitaria que encabeza nuestro amigo el doctor Pavel García y que ahora está representada por el doctor Miguel Ángel Maganda y Alex Ángel Correa coordinador operativo del programa vectores”..

Encabezamos todos estos trabajos dijo el edil, porque es nuestra responsabilidad y es con hechos, acciones y la suma de todas las voluntades que nos cuidamos unos a otros y vamos a salir delante de los retos que se nos presenten, fortuitos algunos como la pandemia y otros previsibles y prevenibles como ahora el dengue, por eso estamos pidiendo a la gente que se sume y nos ayude como hasta ahora, tomando las medidas correspondientes que nos eviten brotes de dengue”.

En tanto, el doctor Maganda hizo a su vez un llamado a la ciudadanía para que en este periodo limpien patios y azoteas y colaboren volteando cualquier recipiente que pueda contener agua, “porque ahí puede incubar el mosco”. De acuerdo a las autoridades sanitarias el mosco tiene un periodo de incubación de 7 a 10 días, pero el huevecillo puede sobrevivir hasta un año.