MORELIA, Mich., 10 de abril de 2020.- Vecinos de la colonia Unión Popular opinan que la representación del viacrucis no solo debió hacerse a puerta cerrada, sino que de plano debió cancelarse por quienes participan de esta centenaria tradición.

“Está bien, pero no debieron de hacerlo. Nos han dicho que está prohibido. Yo salgo a la tienda por mera necesidad”, expresó Sandra Piñón, vecina del templo donde se efectuó el viacrucis a puerta cerrada. 

En este sentido fueron los comentarios de Graciela, quien se dijo sorprendida por este evento, porque “no se guarda la distancia en la representación, aun cuando quieran”. 

Enfatizó que se sintió sorprendida al verlos, no solo porque no es costumbre que se haga ahí la representación o porque fuera a puerta cerrada, sino porque es del conocimiento público “que no debemos hacer este tipo de eventos”, tal y como se ha difundido en la televisión y otros medios de comunicación. 

En contraste, Lidia y María Dolores dijeron sentirse satisfechas por la iniciativa de los jóvenes por continuar con la tradición. 

Y es que mientras los colonos veían de lejos al Jesús moreliano ser juzgado y crucificado, al interior del patio trasero del templo Susana Distancia pasó a segundo plano, lo mismo que las instrucciones del Obispo de cancelar todo evento religioso, en pro de la salud de los feligreses.