JIQUILPAN, Mich., 9 de abril de 2020.- El Otero, sitio arqueológico que da origen e identidad al municipio de Jiquilpan y de acuerdo a los historiadores data de antes de la existencia de México Tenochtitlán, está ardiendo desde hace varios días por la pretensión de una familia jiquilpense de sembrar en ese lugar agave.

“Sin contar con los permisos y la posesión del lugar, el regidor Rodrigo Mendoza y su familia acabaron con 55 hectáreas de bosque conurbado, es un escocido-cultural que atenta contra el patrimonio y vida del municipio”, afirmó el pintor-escultor jiquilpense y director de cultura municipal, Ivan Magallón Fonseca.

Expuso que ya existen las denuncias correspondientes, el INAH está tomando cartas en el asunto y se harán las denuncias ante Semarnat. “Ahora sabemos que hacer un funeral por un árbol que se cortó hace unos días solo era un distractor para que nadie se diera cuenta del escocido y afectación al patrimonio cultural nacional y de Jiquilpan que pretendían hacer”, dijo.

Caricaturas y la denuncia acompañada de fotografías circulan por redes sociales, debido al trabajo y llamado de alerta del director de cultura municipal: “somos suscriptores de la Carta de la Tierra, en el acto estuvieron presentes los destacados jiquilpenses Damian Alcázar y Mateo Alfredo Castillo Ceja, creador de la misma Carta, en donde nos comprometemos con la sustentabilidad a realizar acciones en este sentido. Parece que el mencionado regidor desconoce todo esto”.

“En tiempos de coronavirus y que la necesidad es que todos nos mantengamos en casa, estos sujetos y su inconciencia realizan estos actos, no tiene nombre, pude constar que metro a metro, a flor de tierra encuentras vestigios y piezas de lo que fue El Otero, y que se encuentra en un terreno federal, pero que esta familia asume como su propiedad. Por lo pronto y desde donde podamos con los medios que están a nuestro alcance por la contingencia, estamos y continuaremos haciendo la denuncia, y exigiendo se castigue a estos escocidas”, señaló el artista y promotor cultural, Magallón Fonseca.