Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x

Oktoberfest, un espacio para la cerveza artesanal

Fátima Alfaro/Quadratín
 
| 21 de octubre de 2018 | 17:50
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 21 de octubre de 2018.-   Un total de 49 expositores participaron en la edición 2018 del Oktoberfest, realizado en Morelia del 20 al 21 de octubre, como un escaparate para la promoción de la cultura de la cerveza artesanal y el consumo preferente de productos locales.

Con sólo tres años de vida, el Oktoberfest aún no ha alcanzado el reconocimiento y el posicionamiento que otros encuentros especializados en la cerveza artesanal registran en la capital michoacana, como el Festival Gastrocervecero.

No obstante, de acuerdo con cerveceros artesanales que acudieron al evento, es necesario aprovechar todas las ventanas y todos los espacios desde donde se pretende lograr la difusión de esta bebida, así como contribuir a la creación de redes de economía solidaria que permitan la reactivación del mercado interno.

 

Las condiciones climáticas, en esta ocasión, se sumaron a los factores que jugaron en contra del Oktoberfest, que replica la tradicional celebración alemana que dedica un mes entero, octubre, a la conmemoración de uno de sus productos emblemáticos y que actualmente goza de un gran prestigio entre los consumidores del orbe, que es la cerveza artesanal.

No obstante, desde temprana hora fue posible encontrar grupos de paseantes que recorrían los módulos de los expositores, atraídos por los nombres de las bebidas, sus presentaciones y la disposición de los responsables de los stands para atender a los visitantes y explicar en breves palabras las bondades de su bebida.

La participación de cocineras tradicionales y expendios de comida internacional, así como el acompañamiento de productores locales, complementó el festival y permitió que los asistentes degustaran una amplia variedad de cervezas, en compañía de platillos distintos.