MORELIA, Mich., 1 de junio de 2020.- Después de días de no tener noticia de su paradero, una mujer acudió a visitar a su pariente de 58 años, en Jungapeo, pero lo encontró muerto. 

Arsenia O. D., de 65 años, ingresó al domicilio y encontró a su familiar en avanzado estado de putrefacción. Del impacto, se desmayó. Al cabo de unos minutos despertó y la Policía local acudió en su ayuda. 

La mujer fue llevada al hospital lesionada, en tanto que el cadáver de la persona fallecida, dueño del inmueble en la avenida Hidalgo, en la colonia

El Guayabal, pasó al anfiteatro local. 

El caso se encuentra en manos de la Fiscalía General de Michoacán.