MORELIA, Mich., 26 de abril de 2011.- A más de 26 años de cárcel fue sentenciada una pareja que privó de la vida a un empresario de esta ciudad en el mes de octubre del 2006.Los sentenciados responden a los nombres de Luís Jaime Calleros Sánchez, de 35 años de edad y Gabriela Méndez Sánchez, de 20 años, quienes se encuentran relacionados en el proceso penal número 353/06-II, del juzgado Primero de lo penal de este Distrito Judicial, por los delitos de homicidio y robo, cometido en agravio de Eduardo Marrón Vales.De acuerdo a los hechos que obran en el mencionado proceso se sabe que el pasado 4 de octubre del 2006, por la mañana, Luís Jaime y Gabriela, -ésta última empleada del ofendido-, se pusieron de acuerdo para atentar contra Eduardo Marrón Vales.Ese día, Gabriela acompañó a su víctima y una vez estando en el domicilio de su patrón, lo sedujo y lo ató a la cama de pies y manos, para después comunicarse con su cómplice para que se dirigiera al inmueble.El empresario trató de pedir auxilio, sin embargo, la pareja le tapó la boca con una camiseta y cinta adhesiva. Posteriormente los delincuentes empezaron a preguntar a Eduardo Barrón sobre las facturas de los vehículos y luego que con señas expresaba el lugar, los hampones se apoderaron de los documentos y liberaron la mano derecha de Eduardo para que los endosara.Acto seguido, los ladrones se apoderaron de varios objetos, mismos que subieron a un vehículo tipo Pointer pero cuando regresaron a la recámara, se dieron cuenta que su víctima había dejado de existir, por lo que optaron por sacar el cadáver del domicilio y lo subieron a la cajuela del automóvil, que condujeron hasta la cochera de la casa de un amigo de Gabriela, a quien le informaron que la unidad se les había descompuesto y que ahí la dejarían por esa noche.Al día siguiente regresaron a la casa del occiso para apoderarse de una motocicleta marca Trium, modelo 1989, misma que llevaron a la casa de Gabriela. Posteriormente el día 7 de octubre de ese año, acudieron a la casa del amigo de la mujer para recoger el vehículo que contenía el cadáver.Enseguida se trasladaron a la autopista a Morelia-Uruapan, pero a la altura del entronque con la carretera libre, antes de llegar a Zirahuén, tiraron el cuerpo a orilla del camino, el cual lo cubrieron con cal y bolsas de plástico, para después regresar a la ciudad de Morelia.Fue el día lunes 9 de octubre en que los familiares del empresario acudieron ante la Representación Social a formular la denuncia penal. Por lo que el personal Antisecuestros dio inicio a las investigaciones, logrando la detención inicialmente de Gabriela Méndez, quien reconoció su participación en los hechos.De igual forma, ese mismo día fue detenido Luís Jaime Callero, quien fue requerido en esta capital cuando manejaba un automóvil Renault, tipo Scenic, color gris, encontrándosele en su poder dinero en efectivo, así como algunas identificaciones del ofendido.El juez de la cusa dicto la sentencia en contra de Gabriela Méndez a purgar una condena de 26 años con seis meses, mientras que a Luís Jaime pasará 25 años en prisión, ambos por los delitos de homicidio y robo.