Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Perspectiva de género en impartición de justicia se ha consolidado

Redacción/Quadratín Michoacán
 
| 14 de marzo de 2018 | 19:28
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 14 de marzo de 2018.- Como parte de las actividades conmemorativas al Día Internacional de la Mujer, el Poder Judicial de Michoacán llevó a cabo el evento académico Análisis de sentencia a la luz del Protocolo de actuación para juzgar con perspectiva de género en conjunto con la Casa de la Cultura Jurídica de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

De acuerdo con un comunicado, en él participaron Félix Francisco Cortés Sánchez, juez del sistema de justicia penal, acusatorio y oral, así como Andrea Medina Rosas, defensora de Derechos Humanos, quien formó parte del equipo jurídico del Caso “González y otras vs México” (Campo Algodonero) ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Al tomar la palabra, Medina Rosas señaló que la perspectiva de género ha avanzado con la aprobación de marcos normativos específicas como la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y refirió que la Suprema Corte emitió seis criterios que se deben aplicar en la impartición de justicia para garantizarla:

Identificar si existen situaciones de poder que por cuestiones de género den cuenta de un desequilibrio entre las partes en controversia; Cuestionar los hechos y valorar las pruebas desechando cualquier estereotipo de género a fin de visualizar las situaciones de desventaja provocadas por condiciones de sexo o género; Si el material probatorio no es suficiente para aclarar la situación de violencia, vulnerabilidad o discriminación, se deben ordenar las pruebas necesarias para visibilizar dichas situaciones.

El cuarto criterio señala que de detectarse una condición de desventaja por cuestiones de género, se debe cuestionar la neutralidad del derecho aplicable y evaluar el impacto diferenciado de la solución propuesta para una resolución igualitaria; Para ello, el quinto punto propone aplicar los estándares de derechos humanos de todas las personas involucradas; y, finalmente, considerar que el método exige evitar el uso del lenguaje con estereotipos y procurar uno incluyente a fin de asegurar un acceso a la justicia sin discriminación.

Durante su intervención, Cortés Sánchez explicó que se han construido diversos criterios en el ámbito jurisdiccional federal para materializar el derecho a la igualdad en el acceso a la justicia y que “a partir de las decisiones que los juzgadores toman todos los días se construye el sistema del respeto pleno a los derechos de las mujeres”. Actualmente los jueces o tribunales, gracias al principio de oralidad, tienen contacto directo con las partes y perciben lo que sucede durante las audiencias.

Al analizar una sentencia de Amparo, detalló que se trata de una emitida en Sonora en la que se advierte que el juez tomó diversas medidas para juzgar con perspectiva de género “el caso involucró a una mujer a la que se le imputó un hecho constitutivo del delito contra la salud. Partiendo de esa base, el juez hizo varias recomendaciones y distinguió un trato diferenciado con quien fue el esposo y coimputado de esta persona”.

Finalmente, consideró que el juzgador en cuestión aplicó además el Protocolo de actuación emitido por la Suprema Corte, el cual tiene como origen y precedente los hechos conocidos como Campo Algodonero; “el documento responde a una problemática detectada, en él se establece un método, técnicas y medidas específicas para abordar el tema en el ámbito jurisdiccional. Es además una herramienta para que se use de manera cotidiana”.