MORELIA, Mich., 27 de noviembre de 2020.- Este viernes, probablemente desde hace meses, 17 mujeres no regresaron a casa, porque están a la espera que sus parientes reclamen sus cadáveres en el Servicio Médico Forense (Semefo), de la Fiscalía General de Michoacán.

Es probable que alguna de las 17 víctimas de homicidio doloso, cifra oficial de la Fiscalía General de Michoacán, fuera madre, hermana o esposa, pero definitivamente todas son hijas, y sus padres llevan semanas a la espera de verlas volver a la casa. 

Las muestras genéticas impiden conocer el nombre y apellido, lugar de origen o domicilio. Son solo un cuerpo en la plancha fría del anfiteatro local, con un número en la fosa común del panteón forense… Un cadáver de los más de 35 mil que un día fueron personas y que están en los anfiteatros de todo el país, de acuerdo a un estudio presentado en septiembre por el Observatorio Nacional Ciudadano.

Las mujeres no son las únicas que esperan un servicio funerario. Hay otros 249 hombres, que representan casi el 94 por ciento de las 268 personas muertas sin identificar.