MORELIA, Mich., 23 de noviembre de 2017.-   Michoacán aspira a posicionarse en 2018 como el séptimo estado en la república mexicana con acceso a justicia terapéutica para quienes cometen delitos bajo los influjos de sustancias psicotrópicas, con la implementación del Programa de Justicia Terapéutica para Personas con Consumo de Sustancias Psicotrópicas, refirió Elías Ibarra Torres, titular de la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM).

Durante la inauguración del Seminario 2017 con motivo del noveno aniversario de las unidades Uneme Capa, para la atención de consumidores de psicotrópicos, a efectuarse del 23 al 24 de noviembre, Ibarra Torres destacó que en conjunción los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial buscarán que Michoacán se sume al Programa de Justicia Terapéutica para Personas con Consumo de Sustancias Psicotrópicas, como parte de la acción gubernamental para abatir la utilización de tales sustancias, lícitas e ilícitas.

Elías Ibarra detalló que a través de la justicia terapéutica se espera impulsar la recuperación de consumidores de sustancias psicoactivas primodelincuentes y responsables de delitos menores, a quienes se les hubiese acreditado una relación entre el ilícito en que incurrieron y la ingesta de drogas lícitas e ilícitas.

En estos casos, la pena corporal que se pudiese determinar sería conmutada por la atención del consumidor de sustancias psicoactivas para su rehabilitación, en tanto que en los casos donde se privilegia la justicia alternativa la recuperación del consumidor sería parte fundamental de estos mecanismos de resarcimiento.

En Michoacán, el 59 por ciento de las personas que incurren en una conducta antisocial punible ha ingerido drogas en las horas previas a la acción, alertó Ibarra Torres, mientras que el 71 por ciento de los varones primodelincuentes consumieron sustancias psicoactivas, así como el 99 por ciento de las mujeres primodelincuentes.

Estos datos evidencian, mencionó el director de la SSM, la existencia de una vinculación entre la ingesta de sustancias psicoactivas y la comisión de crímenes, con lo que queda de manifiesto la necesidad de atacar el consumo de drogas como parte del combate a la criminalidad y la justicia terapéutica como eje prioritario de la rehabilitación para la reinserción.

Ibarra Torres expresó que el Programa de Justicia Terapéutica para Personas con Consumo de Sustancias Psicotrópicas consiste en la conmutación de la pena corporal en los casos de personas que incurriesen por vez primera en ilícitos o que cometiesen delitos no graves, susceptibles de ser reparados en el daño ocasionado por atención en espacios de rehabilitación de consumidores de sustancias psicoactivas bajo la supervisión del sistema judicial.

Chiapas, Chihuahua, Nuevo León y Durango se cuentan entre las entidades que actualmente disponen de mecanismos de justicia terapéutica, por lo que participarán en el seminario para exponer los logros, los retos y las áreas de oportunidad que se han generado por esta innovación en el tratamiento de personas consumidoras de sustancias psicotrópicas.