LÁZARO CÁRDENAS, Mich., 8 de noviembre del 2014.-En el marco de las acciones realizadas por la Procuraduría General de Justicia del Estado de  Michoacán, para atender la denuncia ciudadana, personal de la institución llevó a cabo un operativo, en el que fueron asegurados dos centros nocturnos relacionados con probables hechos delictuosos.

De acuerdo con un comunicado de prensa, en atención a las denuncias ciudadanas que alertaban sobre la venta de droga y prostitución de menores en los bares, personal de la Policía Ministerial, realizó el operativo en ocho establecimientos ubicados en distintos puntos de la ciudad.

Como resultado de este trabajo fueron asegurados los bares “La Jungla” y “El Tapatío”, en la colonia centro del puerto, donde se localizaron varias dosis de marihuana y cocaína, así como mujeres ejerciendo la prostitución, entre ellas una menor de edad; ambos lugares tenían acondicionadas habitaciones para dicha actividad.

En virtud de lo anterior el agente del Ministerio Público ejercitó acción penal en contra de cuatro personas por su probable responsabilidad en el delito de Trata de personas y dos de ellos, quienes se identificaron como encargado y propietario respectivamente de los bares, también fueron consignados por el ilícito Contra la Salud , en la modalidad de narcomenudeo.

Con estas acciones, la Procuraduría General de Justicia del Estado refrenda su compromiso de mantener firme el trabajo que realiza en el territorio michoacano en el marco de la estrategia estatal de seguridad.