CUIDAD DE MÉXICO, 1 de marzo de 2016.- El octavo policía detenido por el caso Tierra Blanca, Rubén Pérez Andrade, declaró que los cinco jóvenes desaparecidos en este municipio fueron asesinados, además, de acuerdo con el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Roberto Campa Cifrián, estuvo presente cuando detuvieron, cuando los interrogaron y cuando los llevaron al racho ‘El Limón”.

Milenio informa que la declaración del elemento de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) fue leída este lunes a los padres de los jóvenes durante la reunión que tuvieron con Campa Cifrián y el comisionado General de la Policía Federal, Enrique Galindo.

Más información en Milenio.