TINGÜINDÍN, Mich., 6 de febrero del 2014.- Los grupos de autodefensa que operan en Los Reyes temen ir a Tocumbo, dicen que serán emboscados en caso de que no realicen un buen operativo, se respira el miedo aunque algunos están decididos a enfrentarse ante quien sea, a 20 kilómetros de ahí, policías y peritos realizaban investigaciones para ubicar cadáveres sepultados de manera clandestina en Tingüindín.

En el último punto de revisión hacía el municipio de Tocumbo, un ‘guardia comunitario’  presume la escopeta que traía, cuenta como el pasado miércoles realizaron un recorrido donde un detenido les afirmó que en inmediaciones de la entrada a El Moral, en Tingüindin,   se encontraban fosas clandestinas.

En su celular el integrante del grupo de autodefensa que opera en Los Reyes,  mostraba imágenes de la fosa clandestina que se encontró y explica que ellos les indicaron a los elementos de la Policía Federal donde se encontraban, ellos la mañana de este jueves aún estimaban que había más de 20 cadáveres.

Sin embargo en la zona donde fueron hallados los restos humanos, trabajaban peritos criminalistas de la Procuraduría General de Justicia (PGJE) apoyados por personal de la Policía Federal y el Ejército, mostraron hermetismo, sólo un comandante se atrevió a decir algo luego de seis horas de espera, refirió  “toda la información se hará a través de comunicación social”, los medios de comunicación estatales y nacionales, tuvieron unos minutos para graficar la zona donde fueron localizados los cuerpos.

En el lugar había una retroexcavadora,  que apoyó  para localizar los restos que fueron puestos en dos bolsas de plástico, sin embargo entre la tierra suelta parecía haber muchos más, sin embargo hasta la tarde de este jueves aún se desconocía el número exacto de cadáveres,  por lo cual las instituciones aún continuaban en labores.

Lo cierto es que los restos humanos  que hasta la tarde del jueves se habían localizado no parecían los que anunció Estanislao Beltrán vocero de los grupos de autodefensa, quien afirmó que había 19 cadáveres, sin embargo el hermetismo de las autoridades tampoco lo desmentían.

El lugar, ubicado en faldas de un cerro, en una zona de difícil acceso, parecía el lugar exacto para efectuar un homicidio, estaba lejos de alguna vivienda, además de que se presume que ahí  ‘cocinaban’ a sus víctimas, ya que había también restos de que se hacían grandes fogatas.

Tingüindin y su pan, parece que  en cualquier momento podría ser tomado por grupos de autodefensa,  los integrantes que se encuentran en Los Reyes han anunciado que en próximos días pretenden expandirse a esta zona, dicen que en ese municipio hay muchos criminales, que desaparecen gente,  este jueves estuvo copado por decenas de elementos militares y federales, mientras que los elementos municipales prácticamente estuvieron encuartelados.

Las brechas que se encuentran en inmediaciones de Tingüindin, lo hacen de suma importancia por un lado conecta con Zamora y por el otro con la región de la Meseta Purépecha,  a donde dicen los integrantes del movimiento de civiles armados, es la zona donde se han escondido los delincuentes que huyen de los municipios tomados por autodefensas.

Zacán y su tranquilidad

Eran las  09:00 horas de este jueves, -minutos antes habían localizado cuatro cabezas humanas en el frente del templo-, la gente comenzaba a salir de sus domicilios, era poco el movimiento de personas que a esa hora comenzaba a ir a trabajar.

El hermetismo y miedo que mostraban sus habitantes, era notorio,  nadie se atrevía hablar de lo que se había visto, ya que dijeron es un pueblo tranquilo en donde no se habían registrado hallazgos de ese tipo.

El templo de San Pedro que es uno de sus principales atractivos por su arquitectura se mostraba cerrado con un gran candado, ahí va un sacerdote cada fin de semana a celebrar misa, justo en frente se encontraron las cabezas humanas.