CIUDAD DE MÉXICO, 26 de mayo de 2016.- La eventual extradición a Estados Unidos del capo mexicano Joaquín Guzmán, El Chapo le llevará a prisiones de máxima seguridad y a comparecer en juicios por narcotráfico con testigos clave como sus antiguos socios del cártel de Sinaloa, según documentos judiciales.

De acuerdo con Noticieros Televisa, en la lista de testigos que podrían sacarle los colores al capo destacan Pedro y Margarito Flores, hermanos protegidos por el Gobierno federal que en Chicago, Illinois, y otras ciudades de Estados Unidos distribuían droga del cartel de Sinaloa y del clan Beltrán Leyva, grupos aliados hasta 2008 y luego fieros enemigos.

“Los hermanos Flores podrían ser testigos muy importantes. Eran clientes del Chapo, grabaron conversaciones con él y hasta quedaron con él personalmente”, dijo Thomas D. Shakeshaft, exfiscal del distrito Norte de Illinois y quien lideró la investigación contra los Flores, que son hermanos mellizos.

En los documentos del caso, resuelto en enero de 2015 con una sentencia reducida de 14 años de cárcel para cada hermano, aparecen transcripciones de las llamadas entre El Chapo y los mellizos.

Para más información consulta: Noticieros Televisa.