APATZINGÁN, Mich., 13 de abril de 2016.- El convoy de 10 patrullas de Policía Michoacán y 10 del Ejército Mexicano fue detenido por la explosión de un vehículo atravesado sobre la carretera que conduce de Apatzingán a Cenobio Moreno.

Fue a la altura del Rancho Galeana, propiedad de la familia Cárdenas, cuando la caravana se detuvo y descendieron los elementos policiacos y militares a resguardarla.

Después de media hora y con la ayuda de extinguidores, se redujo a cenizas el vehículo. “En chinga, mándame una grúa y en seguida otras tres”, ordenaba uno de los mandos por radio.

Medio kilómetro adelante se escuchó otra explosión y, en seguida, se vio la columna de humo mientras el convoy continuaba varado en espera de la grúa para retirar los escombros del primer bloqueo.

El destino es la tenencia de Cenobio Moreno, donde se instalará la base de operaciones mixtas que acordó este martes el Consejo Estatal de Seguridad Pública.